Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

El Sham y Agba El Mudo

“El Sham y Agba el mudo”

El Sham conocido como Godolphin Arabian

 

 

En 1731, el Sultán de Túnez regaló ocho caballos conocidos como “barbs” (berberiscos) a Luis XV, rey de Francia, en reconocimiento por un golpe al tratado comercial contra el Vizconde de Mantúa.

 

De los 8 mozos que el Sultán envió para acompañar a los caballos, “Agba el Mudo” fue el único que decidió permanecer en Francia para cuidar a su caballo, un semental castaño oscuro, llamado “El Scham”, con ojos color topacio (ojos de Allah), probablemente nacido en 1725.

 

 Este caballo fue uno de los mejores descendientes de una gran línea de caballos fuertes, rápidos y resistentes que los árabes llamaban los “Reyes del Viento”, por su gran adaptación a las carreras en el desierto, siendo criado por Agba desde su alumbramiento y existiendo un extraño vínculo entre ambos.

 

Para los árabes y bereberes existen 70 signos que predicen la buena y mala fortuna de un caballo. El Scham poseía 2 signos de grandísimo poder. Uno malo, una espiral en su capa con forma de cuerno, que predecía una existencia miserable. Otro bueno, una pequeña marca blanca en la corona posterior, que indicaba que había nacido para la gloria. De hecho, toda su vida estuvo marcada por altos y bajos.

 

 Su conformación no agradó a su majestad, que prefería tanto para la guerra como para la caza, caballos ingleses nacidos en Suffolk, de apariencia más firme. Por ello, al cabo de un tiempo los “barbs” fueron abandonados y destinados a tareas vulgares.

 

El Sham (godolphin Arabian) y Abga el mudo (montado)

El Scham fue utilizado para transportar los carros de comida entre París y Versalles, pero dado su mal comportamiento finalmente fue vendido a un carretero, transportista de madera, que le obligaba a tareas extremadamente duras. En 1732 un cuáquero viendo las cargas que soportaba el animal así como su lastimoso estado se apiadó de él y lo compró por 50 luises de oro, y junto con Agba, los trasladó a su residencia en Bury Hall, a 15 millas al oeste de Londres, a orillas del Támesis, donde se le cuidó y alimento hasta su recuperación. Al cabo de 6 meses El Scham estaba completamente recuperado pero su mal carácter lo hacía indomable, dejando que fuera montado sólo por Agba. Finalmente harto de mantenerlo, en Agosto de 1732, cuando contaba con 7 años, fue vendido, por lo mismo que costó, y por mediación del Reverendo Doctor Harrison, al Sr. Rogers, propietario de la taberna El León Rojo, en Charing Cross Road (Londrés). Aunque se negó a contratar a Agba como cuidador, éste los siguió a escondidas.


El Sr. Rogers no resultó ser mejor dueño que el carretero, y tras varios intentos para montarlo, siendo como se consideraba un grandísimo jinete, no lo consiguió.

 

Una noche Agba, preocupado tras varios días sin ver y oír desde fuera del establo a su caballo, trepó por la valla y se encontró con el semental con las piernas atadas con cuerdas y con la yugular canalizada. Le estaban sangrando deliberadamente. A su lado había instrumentos de tortura, mediante los cuales pretendía debilitarlo, para en su debilidad poder dominarlo.


Sin embargo antes de poder liberarlo fue descubierto por el Sr. Rogers, fue reducido y apaleado por sus criados. Tras ello fue conducido hasta el juez y encarcelado por intento de robo. Sin embargo, el mayordomo del cuáquero se enteró de lo sucedido y acudió a los tribunales para contar la historia del amor que sentían El Scham y Agba. No consiguió que le liberaran pero sí que los magistrados decidieran investigar.

 
Durante el tiempo en prisión y ante la convicción de que El Scham había muerto por las torturas del Sr. Rogers, Agba cayó en una depresión e intentó suicidarse. Pero un día recibió la visita de Sarah Jennings, Duquesa de Marlborough. Era una mujer piadosa que ocasionalmente visitaba prisioneros y se interesaba por sus crímenes, tomando especial interés por aquellos que despertaban su piedad.

 

Aquel día la duquesa iba acompañada por su cuñado, Francis Leonard, Conde de Godolphin, hijo del famoso Sidney, Vizconde de Realton, Conde de Godolphin y Lord Treasure of England, que jugó un importante papel en la revolución de 1688, y que falleció en 1710.

 

Tras conocer su historia decidió liberarle de la prisión y compró al Sr. Rogers el semental por 25 guineas, siendo ambos acogidos de por vida en los establos del conde de Godolphin.


Una vez en los establos y aconsejado por Sam Chifney, que fundó una auténtica dinastía hípica (su hijo fue el jockey del rey George IV), Lord Godolphin decidió que tras su recuperación fuera usado como recela del semental tordo de la cuadra llamado “Hobgoblin”. Este era utilizado con el fin de mejorar la raza debido a la pérdida de pureza ocasionada en la cría inglesa por los caballos de los cruzados.

 

La bella Roxana madre de los hermanos Lath y Cade

 

Hobgoblin habría sido elegido para ello, y precisamente por ello se le enviaron las mejores madres del momento. Entre ellas estaba “Roxana”, adquirida por Godolphin por 600 guineas!!!. Su reputación la precedía: fuerza, velocidad y belleza por igual. Era hija de Bald Galloway y de Akastar Turk mare (también conocida como Lord Carlisle’s White Turk). Sin embargo nuevamente la desgracia se cruzo en el camino de El Scham y Agba, y tras escaparse el primero, luchar con Hobgoblin y cubrir a Roxana en contra de la voluntad de su dueño fueron enviados a otro establo lo suficientemente lejos donde vivirían en peores condiciones.

Cade

No obstante, se dieron dos circunstancias que favorecieron por fin el regreso triunfal de El Scham. La primera fue que Roxana tuvo un potro, llamado Lath, que no había tenido igual en los prados de Godolphin. Por otro lado, los descendientes de un caballo árabe, el “Darley Arabian”, traido desde Aleppo por Thomas Darley en 1717 comenzaban a arrasar en las carreras de la época. Con ello se perdieron los prejucios sobre los caballos árabes y se trató de volver al árabe original.

 

Darley Arabian

 Lord Godolphin envió a Chifney a buscar a El Scham del exilio, para darle el lugar de honor que le corresponde.


Lath”, “Cade”, “Regulus” son sólo algunos de sus aclamados hijos. A través de su segundo hijo con Roxana, Cade, se estableció la línea de “Matchem”.

 

Matchem hijo de Cade a su vez hijo del Godolphin Arabian (Sham)

Regulus fue el padre de madre de “Eclipse”, aquel que nunca fue tocado por fusta o espuela alguna, siendo el caballo más rápido de su época, pudiendo correr 4 millas en 8 minutos cargando con 12 piedras. El imbatido Eclipse probablemente sea el caballo más grande que jamás haya corrido.


A partir de ese día en el zócalo del box de “El Scham” podía leerse: “THE GODOLPHIN ARABIAN” y Hobgoblin pasaría a ser su recela.


En 1753 a la edad de 29 años murió y poco después lo hizo Agba.

 

El Sham y Grimalkin

Cuenta la leyenda que durante todo este viaje, “El Scham” estuvo siempre acompañado por un gato llamado “Grimalkin”, que a la postre fue uno de los padres fundadores de los gatos de pelo corto inglés, el equivalente a los purasangre gatunos.

Página consultada: http://www.agalopar.com/. Autor Eugene Sue

By Ata