Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

LOS CABALLOS ARGENTINOS (un poco de historia)

LOS CABALLOS ARGENTINOS

(un poco de historia)

 Discutido y Delía gandores del Derby de Hamburgo en 1956

El caballo argentino es conocido a nivel mundial por su gran calidad.  Argentina posee un gran potencial para criar caballos deportivos. Nadie duda que argentina es el principal criador de caballos de polo del mundo y también uno de los principales referentes en la cría del  Sangre Pura de Carrera. Sobre los últimos, no es casualidad que “INVASOR”,  su último crack, sea argentino.

Huipil, dos veces finalista del Campeonato del Mundo (1960 y 1966), siendo en ambas el mejor

 

Miremos a los caballos deportivos argentinos (salto, CCE o doma) y  sus comienzos.

 

Tapatío y Lopez-Quesada, puntales del equipo de salto español en la década de 1950

 

Nuestro debut mundial fue en la Olimpíada de Londres de 1948, allí nuestros mestizos muestran estar a la altura de los mejores del mundo.

 

En la gira anterior y posterior a los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, el equipo argentino gana cuatro Copas de Naciones, clasificando segunda en otra.

 

 En estos juegos Olímpicos a “Santa Fe” y “Discutido” se los considera verdaderos cracks. El tercer caballo que componía el equipo, “Don Juan”, se le salta una cuerda en el primer recorrido de la Olimpíada, en estas condiciones finaliza y hace su segundo recorrido.

Don Juan, de haber tenido un desempeño similar al de sus compañeros de equipo, 12 c/u, o incluso con un derribo más, argentina hubiera ganado la medalla de oro. En fin quedamos sextos.

 

En la gira que argentina hace en Europa en 1972 el quipo de salto gana la copa de naciones de La Baule y es segundo en la Copa de Naciones de Aachen.

 

Camalote y Arrambide, ganadores del GP de Lucerna en 1972

 

Algunos de nuestros caballos:

 

“Santa Fe” (mestizo SPC), 7º individual en los Olímpicos de 1952. “Huipil” (mestizo SPC), finalista dos veces del campeonato del mundo en 1960 y 1966, siendo en ambas el mejor caballo de la final,  5º individual en los olímpicos de 1964. Tapatío” (mestizo SPC), ganador de cuatro copa de naciones, olímpico en 1956 y puntal del equipo de salto español en la década de 1950. “Discutido” (mestizo SPC), mejor caballo de la final del campeonato del mundo de 1956 detrás de Meteor,  ganador del derby de Hamburgo en 1956,  7 y 8 individual en los olímpicos de 1952 y 1956 respectivamente. “Chimbote” (mestizo SPC), ganador del Gran Premio Aachen  y del Gran Premio de Roma en 1965, bronce individual en el campeonato europeo de 1966. “Camalote” (mestizo SPC), ganador del GP de Lucerna en 1972. “Espartaco” (mestizo SPC), ganador del derby de Hamburgo en 1962 y 1963. “Maxin” (mestizo SPC),  ganador del GP de Barcelona en 1968. Balbuco (SPC),  ganador de la final de la World Cup en 1980, bronce por equipos en el campeonato del mundo de 1978. Simple (mestizo SPC), ganador en 1974 de los Grandes Premios de Kent y Hickstead. “Chalan” (mestizo SPC), dentro de la especialidad de CCE fue: Plata individual en las Olimpíadas de Tokio 1964, bronce individual en los Panamericanos de 1963, oro individual y plata equipos en el Campeonato Mundial de 1966 en Burghley. Junto a Chalan, los caballos que integraron el equipo argentino de CCE que gana la medalla de plata por equipos en Burghley, Inglaterra, fueron: “Gatopardo” (mestizo SPC, hermano de padre de Chalan) y “Desidia” (mestizo SPC). “Mandinga” (mestizo SPC), también en CCE fue: Oro individual y equipos en los Panamericanos de 1951, le faltó un poco de suerte en los Olímpicos de 1952 donde quedó 4º individual, una reja que roza en el recorrido de caza, que no llega a perder altura lo relega del 2º puesto, en los Olímpicos de 1948 cuando su 2º colocación era un hecho, su jinete se equivoca de recorrido.

 

Cardon y Delía (su estilo perfecto)

Otros de nuestros extraordinarios caballos, todos ellos mestizos SPC con la excepción de algunos SPC como Balbuco, Linyera o The General fueron:

“Cardon, Coroliano, Ramito, Abracadabra, Popin, Linyera, Escipion, Okey Amigo, Confinado, Don Juan, Cardal, Risueño, Risueño La Silla, Shoot Out, The General” y un larguísimo etc.

 

 No deja de sorprenderme la calidad de nuestros mestizos que desde  su debut mundial en la Olimpíada de Londres de 1948 hasta fines de la década de los 70, muestran estar a la altura de los mejores del mundo.

 

Cómo sabemos los caballos autóctonos de América, los “Criollos”, son descendientes de los caballos españoles traídos por los conquistadores. El caballo criollo es reconocido por su rusticidad, resistencia y guapeza.

Ejemplar Criollo 

 

La pasión de los criadores argentinos por la cría de caballos supera toda expectativa y desde fines del siglo XIX hasta mediados del S. XX, cuando económicamente por estos lugares las cosas andaban muy bien en contraste con una Europa empobrecida por la guerra, argentina trae los mejores sementales y yeguas, futuras madres, convirtiéndose en uno de los principales países del mundo en cuanto a calidad, cantidad de SPC y caballos deportivos.

 El mestizo argentino  está constituido por el  cruce absorbente del SPC con  el criollo. También, junto a los anteriores, puede haber alguna influencia de otras razas como trotones franceses,  percherones, hackney, clydesdales, shires, rusos, árabes, trackeneres, anglo normandos, etc., que fueron importados principalmente antes de la mecanización o motorización del agro e industria. Siempre con el cruce absorbente del SPC. Todas estas razas eran representadas por sus mejores exponentes, solo ellos se importaban. 

A partir de un centenar de yeguas SPC y mestizas SPC que había  en 1883, se llegó a más de un millar en 1900,  de la misma forma había aumentado  el número de padrillos de excelente pedigrees y con óptimos antecedentes en las  pistas de carrera.

 

Es sorprendente observar las importaciones de caballos que argentina hizo desde fines del S. XIX y mediados del S.XX.

 

 Se compraba en Europa lo mejor no interesaba el precio solo la calidad.

 

 

"Bahram", padre de "Persian Gulf" y este es el abuelo del gran semental "Marlon"

 

Entre las importaciones; “Ormonde”, en 1889, invicto ganador de la triple corona inglesa; “Cyllene”, en 1908, conocido como  El Caballo que no tiene Precio”; “Diamond Jubilee”, en 1906, ganador de la triple corona inglesa; “Bahram”, invicto ganador de la triple corona inglesa; “Tracery”, en 1920, importado en la cifra record de 53000 libra esterlinas; el mismísimo “Foxhunter”, abuelo de Rantazau y su enorme influencia en el caballo deportivo; solo por mencionar algunos.

Entre las yeguas podemos nombrar a Rosaline”, abuela materna del fenómeno ganador de la triple corona inglesa, “Gainsborugh”, padre del jefe de raza "Hyperion".

 

 Un ejemplo de cómo se hacían las  cosas  lo representa la importación de Tracery, en el año 1920, jefe de raza entre los corredores, pero también es el padre de Cottage, siendo este el  abuelo materno del jefe de raza holstein Cottage Son. Tracery posteriormente sindicado y recuperado por los criadores Ingleses que ya habían perdido a Cyllene.

 

Cuando Pierre Richard compra a “Furiosoy “Ultimate” para la Dirección de Haras de Francia en una gira que hace por Inglaterra e irlanda a fines de la década de  1940,  los compra por un monto de 1000 libras cada uno.  Casi tres décadas antes se paga por Tracery la cifra record de 53000 libras esterlinas. Por Cyllene se había pagado la suma de 37000 guineas en 1908. La libra reemplazaría a principios del s. XIX a la guinea con su mismo valor. 

No me gustan las comparaciones (son injustas), pero estos montos nos dan una idea del afán por lograr un caballo corredor del mejor nivel mundial. También nos da una idea de la excelente combinación del SPC con el criollo, incluso influyendo éste en el stud book Ingles.

Obstacle (x Fuschia), Troton importado de Francia en 1911

 

Todas las importaciones anteriores se refieren a los SPC, pero algo similar ocurría con las demás razas importadas. Un ejemplo de esto lo constituye la importación de los Trotones Franceses “Obstacle” (1911) y el crack invicto ganador “Saladín” (1923).  El Trotón Francés es una de las razas pilares en la formación del Anglo Normando posterior Silla Francés.

En el caso de Saladín, era propiedad de Orly Roeder, gran fabricante de champagne, que poseía el mejor haras y stud de caballos trotadores de Francia.

Saladín , invicto ganador, dadas las victorias conquistadas en el turf ya no podía correr por el peso y distancia que le obligaban a dar y por haber sido ganador del Grand Prix en 1921 y el premio Presidente de la República. Su propietario lo vendía con la obligación que salga de Francia y que no sirva en este país (para no tener competencia). De esta manera Saladín llega a Argentina en el año 1923. Junto a Saladín y Obstacle se importan nueve yeguas y cuatro padrillos de los mejores pedigríes, todos ganadores de carreras de trote en Francia.

Flugsand

Entre los Trackehners se importa al gran padrillo “Flugsand”, posteriormente recuperado por Alemania.

 

Discutido y Delía en el Mundial de Aachen 1956 (fueron 4º)

Con este artículo mi intención es mostrar las bondades de nuestros caballos Criollos y su excelente combinación con el SPC. Como así también la calidad de los sementales y yeguas importados, principalmente SPC.

 

Todo esto contribuye a que Argentina sea un país de referencia en la cría de caballos SPC, potencia excluyente en la cría del caballo de polo y con un potencial incuestionable en la cría del caballo deportivo.

 

 

 By ata