Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

ENERGIA NERVIOSA

ENERGIA NERVIOSA

Por Wadih Abouhamad M.

Artículo extraído de: Anécdotas Hípicas Venezolanas

 Northern Dancer

  

Es conocido que los caracteres del purasangre vienen dados principalmente por la Ley de Mendel, así como también es conocido que purasangres de carrera hermanos completos, es decir, hijos del mismo padre y la misma madre son y deben ser distintos producto de la infinidad de combinaciones posibles de sus caracteres mendelianos.

 Ahora bien, tal como explica Federico Tesio en su libro "El purasangre animal de experimentación", a pesar de tener una conformación física menor o inferior, el animal que posea mayor voluntad será el que gane la contienda y entendamos como voluntad la energía nerviosa que tiene que consumir. Por esa razón si tenemos dos ejemplares en las mismas condiciones de peso y edad y se encuentran luchando por el triunfo metros antes de finalizar la carrera, ganará el que tenga mayor voluntad, aquel que hará el extra que lo diferenciará del otro, aquel que consumirá su energía nerviosa totalmente para ganar.

 Para ser un caballo crack Tesio lo define así: "debe poseer velocidad en la partida y tenacidad en la llegada; es decir, una voluntad potente con mucha energía nerviosa que consumir". Por ello, una de las condiciones para ser un gran ejemplar es saber partir con rapidez, la cual está definida como aquel animal que envía la orden de moverse desde el cerebro a los músculos con mayor velocidad y deberá para ganar mantener un importante consumo de energía nerviosa para además de ser el más rápido en la partida el que tenga más fuelle en el final.

 Evidentemente, es imposible determinar estas cualidades cuando se quiere comprar un potrillo, que está en los Haras y vienen a subasta, pero como me enseñase uno de los grandes, Millard Ziadie, los potros deben tener pedigree y buena conformación física, pero si su mirada no es avispada y profunda, no será buen corredor, por lo que uno de los análisis cuando se revisa un caballo para comprar es su mirada, los ojos. Según su experiencia, los caballos deben ser vivos, nerviosos cuando potros, demostrar que están pendientes de ellos y de lo que los rodea, tener genio, características que posteriormente en el período de doma se aplacarían pero esa viveza, esa energía nerviosa, siempre saldría a relucir en el aparato de partidas y la única manera de verla en los potros es a través de la mirada, lo que Tesio define como "el espejo del alma".

 Otros factores importantes que demuestran del consumo de energía nerviosa existente en los purasangres son los resultados posteriores a las campañas pisteras como reproductores o yeguas madres encontrándose que:

 1.- Sementales que corrieron mucho y estuvieron en entrenamiento durante largo tiempo, muy pocas veces tuvieron hijos con buen rendimiento en sus comienzos como reproductores. Esto se debe al consumo de energía nerviosa que tuvieron como corredores y no transmitieron como reproductores.

 2.- Yeguas de gran performance como corredoras y/o yeguas que corrieron mucho normalmente son de baja calidad como vientres, producto de consumir su energía nerviosa en carrera y no pueden utilizarlo o transmitirlo como reproductoras.

 3.- Muchos caballos que corren distancias de aliento son hijos de yeguas que corrieron distancias cortas o no corrieron. Esto se debe a que estas madres acumularon en el tiempo gran cantidad de su energía nerviosa el cual utilizaron y/o transmitieron en sus productos.

 Todas estas afirmaciones fueron demostradas por Federico Tesio al leer libros genealógicos de purasangres, los cuales contienen 12.000.000 de casos controlables. Además de éste estudio, Tesio logró descubrir en 20 años de análisis, que los productos obtenidos por fecundación artificial en purasangres de carrera no pueden distinguirse a simple vista de los obtenidos por fecundación natural, ya que heredan los caracteres mendelianos y tienen buena estampa y desarrollo, pero ningún purasangre nacido por fecundación artificial ha logrado ganar una carrera clásica ni semi-clásica en ningún país del mundo, siendo hijos generalmente de padres célebres.

 También se ha logrado ya más recientemente demostrar según Ken McLean en su libro "Quest for a Classic Winner", que la energía nerviosa es mucho más notoria en determinadas familias de purasangres de carrera y es un factor determinante en la consecución de un caballo ganador de carreras clásicas.

 En conclusión, tenemos que los caballos purasangres de carrera heredarán sus caracteres principalmente por la Ley de Mendel, pero tendrán un factor importantísimo y vital para su desarrollo como corredores y factor principal para distinguirse del común de los demás caballos que es la energía nerviosa, ese algo que produce la mayor voluntad para ganar, la cual no puede ser medida ni entregada sino observada en la actitud del purasangre y principalmente exteriorizada en su mirada, en sus ojos, en el espejo del alma. Con el transcurrir del tiempo se ha demostrado que la energía nerviosa está presente en determinados padrotes que la han transmitido a sus hijos formando familias de purasangres con gran capacidad de recepción de tan importante estímulo para la consecución del crack que todos queremos.